PROCEDIMIENTO MINIMAMENTE INVASIVO

La forma cosmética de la “Toxina Botulínica” es una inyección no quirúrgica que temporalmente reduce o elimina líneas de expresión, arrugas en la frente, “pies de pollo” cerca de los ojos y bandas gruesas en cuello.