Remoción quirúrgica de lesiones cancerígenas y otras lesiones de piel utilizando técnicas especializadas para preservar su salud y apariencia.

CIRUGÍA DE CANCER DE PIEL

Escuchar un diagnóstico de cáncer es muy difícil de aceptar.

Comprender que tratar el cáncer de piel puede resultar en cicatrices o desfiguración también es muy difícil. El cirujano plástico entiende sus preocupaciones y lo direccionará al tratamiento correcto y le explicará el efecto resultante en su salud y apariencia.

CIRUGÍA PARA TUMORES CUTÁNEOS

Consiste en la remoción (parcial o total) de lesiones de piel (benignas o malignas), respetando las características patológicas en cuestión y buscando siempre el mejor resultado estético-funcional posible.

Entre los diversos tipos de tumores benignos, destacan: nevos, siringomas, queloides, lipomas, quistes, leiomiomas, neuromas, hemangiomas, etc.

Entre lesiones malignas destacan: carcinoma basocelular (CBC), carcinoma epidermóide o espinocelular (CEC) y el melanoma.